ARTÍCULOS DE INTERÉS

CULTURA DIGITAL

< Volver
¿Programar en la escuela? ¿Cómo, por qué, para qué?

¿Programar en la escuela? ¿Cómo, por qué, para qué?

De Chicos.net para Telecom.

Miremos alrededor. Desde el microondas hasta la televisión, pasando por nuestros celulares, equipos de música y autos, estamos sumergidos en una amplia variedad de microchips, procesadores, cables y códigos.

Es fácil aceptar hoy en día que vivimos rodeados de objetos programados, pero también es igual de fácil sentirnos abrumados y creer que es imposible que entendamos cómo funcionan.

Pero la programación no se queda dentro del código: pensemos ahora independientemente de las tecnologías digitales en, por ejemplo, cómo organizamos la agenda de la semana. Anotamos los horarios de las actividades, las disponemos en secuencias de acciones en un orden preestablecido y repetimos las formas de viaje más eficientes entre un lugar y otro. Y cuando llevamos a cabo esas acciones, ante un problema que nos excede, buscamos la forma de dividirlo en partes más abarcables e ir resolviendo de a pasos. Y esta es nada más y nada menos que la base de la programación.

Cuando hablamos de enseñar programación en la escuela estamos pensando en una manera lógica de encarar los problemas. Como herramientas, utilizamos lenguajes de programación adaptados al nivel cognitivo de las y los estudiantes, pero en el proceso les enseñamos no sólo a crear algoritmos, sino a constituirse como ciudadanos críticos del mundo digital, capaces de cuestionar y comprender las interacciones diarias con la tecnología.

Programar un algoritmo de inteligencia artificial que diferencie un lápiz de un cuaderno permitirá a niños, niñas y adolescentes comprender que, por ejemplo, no es por arte de magia que la plataforma de streaming nos recomienda películas que nos gustan, que las redes sociales nos bombardean con publicidades de lo que ya pensábamos comprar, que el mapa nos ofrece el camino más rápido para llegar a la fiesta o que un bot nos asiste con un reclamo.

Pero es importante tener en cuenta que enseñar programación en la escuela no significa que todos y todas sean o tengan que ser programadores/as. Mientras a algunos les saldrá más naturalmente y adquirirán herramientas que los impulsen, en un futuro, a elegir desarrollarse en alguna de las ramas que existen dentro de la industria de la programación, otros encontrarán más obstáculos para sentirse cómodos. Sin embargo, todos y todas aprenderán que, ante un problema, la solución está en sus manos. Comprender el funcionamiento de su alrededor y darse cuenta de que son incluso capaces de reproducirlo, refuerza sus capacidades para desenvolverse ante cualquier inconveniente.

En este sentido, otro de los beneficios de la programación es aprender a trabajar en equipo: no estamos solos y cada uno puede aportar desde sus propias fortalezas. Así, aquellos y aquellas a los que codificar no les fluye naturalmente, pueden ocupar los roles de análisis del problema, de diseño de soluciones, de documentación de la experiencia, de testeo de los prototipos. Porque programar no comienza y termina en “tirar código”, sino que se constituye como un proceso integral de búsqueda de soluciones. Proceso en el cual, llegamos a descubrir, no hay una solución única y verdadera, sino que cada integrante del equipo es capaz de encontrar un camino diferente e igual de válido, lo que reforzará competencias paralelas como el debate y la importancia de escuchar al otro y aceptar miradas diferentes para poder arribar al consenso.

En cuanto a las herramientas para que las actividades en la escuela resulten motivadoras y movilizadoras, contamos con múltiples posibilidades. Ya sea trabajando por bloques o por texto, encarando proyectos de animación, de simulación, videojuegos, maquetas inteligentes o utilizando dispositivos con sensores, podremos incentivar a nuestros y nuestras estudiantes a comprender mejor el mundo que los y las rodea y a tener la seguridad de que, ante un problema, siempre hay una solución.

Para asomarse a la programación desde la escuela...

https://code.org/ - Actividades de “una hora” para acercarse a la programación con actividades guiadas. Especial para docentes, para que puedan tener el seguimiento de cada estudiante. También presenta secuencias desconectadas (sin dispositivos) y programación para todas las edades y diferentes lenguajes.

https://program.ar/material-didactico/ - Cuadernillos didácticos de Ciencias de la computación de la Fundación Sadosky. Además de programación, se trabajan secuencias de otros temas referentes a Ciencias de la Computación.

Compartir esta nota:

Whatsapp compartir en facebook compartir en twitter
© Telecom Argentina S.A. Todos los derechos reservados