ARTÍCULOS DE INTERÉS

CHICOS/AS Y ADOLECENTES CON LAS TIC

< Volver
Entrevista a Carolina Duek

Entrevista a Carolina Duek

Carolina Duek es Doctora en Ciencias Sociales de la UBA y magíster en Comunicación y Cultura. En la actualidad es investigadora del CONICET y directora de proyectos en temáticas vinculadas con la infancia, los medios de comunicación y los juegos

En Nuestro Lugar hablamos con ella para averiguar cómo los padres y madres pueden relacionarse con sus hijos e hijas a partir de las nuevas tecnologías y cómo las tecnologías se van reinventando.

-Carolina, tiempo atrás los padres y madres limitaban la cantidad de tiempo que los hijos e hijas podían ver televisión. Esto ahora no sucede tanto. ¿Por qué?

-La televisión, hoy por hoy, ocupa un lugar bastante central en las casas. Cuando entrevisto chicos y chicas me dicen que no ven televisión,  que ven Netflix o los contenidos en la computadora, pero hay una cuestión con la televisión que es que siempre está prendida. Sin sonido, con sonido, pero siempre está prendida. Y los contenidos están muy curados, muy supervisados. Yo creo que esto es un intento de luchar contra la caducidad del tipo de contenido y está bien logrado, ya que muchos padres y madres prefieren ahora que sus hijos/as vean TV antes de que estén jugando con los jueguitos o con el celular. ¿Por qué le dirían que apaguen el televisor si los contenidos están “hiper-pedagogizados” y los chicos están aprendiendo el abecedario mientras ven tele? Dejó de ser el enemigo de madres y padres.

-Pero sigue habiendo “enemigos tecnológicos”. Si ya no es la televisión, ahora es la play, los jueguitos. ¿Por qué?

-Sí, claro. Los objetos nuevos y de uso intensivo y repentino siempre generan dudas, sospechas, preguntas. Cuando apareció la radio también fue un problema, al igual que cuando apareció la imprenta. La innovación tecnológica (no sólo de dispositivos sino respecto de las tecnologías que permiten la reproducción masiva) supone un gran problema sobre cómo procesa la sociedad toda esa nueva disponibilidad. Muchas familias, por ejemplo, dicen que preferirían que su hijo/a no tuviera celular, pero (con celular) se quedan más tranquilas cuando salen. No podemos volver atrás cuando algo está disponible porque lo incorporamos, nos parece normal. Hay una cantidad de cuestiones que aparecen que después se van resolviendo. Eso no significa que las nuevas tecnologías sean algo bueno o malo sino que tiene que ver con los significados que tienen los usos y apropiaciones.

-Hablemos de esos usos y apropiaciones posibles. ¿Para todas las familias deben ser iguales?

-No. Hay que correrse del “está todo bien” o “está todo mal” y pensar qué le permite a este niño o a esta niña, en este contexto, esta nueva tecnología. Hay muchos chicos y chicas que pasan gran parte del tiempo en soledad en sus casas (por la realidad de sus padres y madres, que tienen que trabajar muchas horas), que tienen una Playstation porque se prefiere que tenga una consola para saber que los nenes y nenas están ahí, en la casa. Hay familias que no pueden plantearse si está bien o mal, si es o no positivo que sus hijos e hijas tengan una "play" sino que, en la realidad que tienen, la necesitan y les sirve. Yo no puedo analizar a esas familias de la misma manera que a otra donde la madre va a buscar al chico/a al colegio porque tiene la posibilidad. No hay una forma que esté bien o mal, son realidades, pero lo que hay que hacer es analizar los usos y las apropiaciones de las tecnologías en el contexto en el que ocurren.

-¿A qué te referís con "desfasaje de expectativas"?

-A veces el adulto se queja de que el nene o nena está todo el día con “la play”, no está mal si no pueden otra cosa pero ¿por qué el niño habría de autorregularse? Si esa familia quiere criar a un niño o niña que vea todo el día un canal de deportes y juegue a un videojuego, quién soy yo para decirle algo, pero me molesta que, enfrente del chico, critiquen que no lee cuando en la casa no hay un sólo libro. Es la manera en que están criando a ese hijo/a en función de sus posibilidades, no tienen por qué criticar lo que hace.

Hay muchas familias que dicen “desde que llegó ‘la play’ a casa, ya no sabemos qué hacer” como si “la play” se hubiera transportado sola. Un tipo de dispositivo así tiende a ingresar en el hogar mediante un consenso previo, hay una charla previa. Es un gasto muy grande, no es “algo que llegó” entonces ¿por qué no habría de necesitar reglas de uso y apropiación?

-¿Habría que detenerse en el contenido de lo que consumen y no tanto en el tipo de dispositivo?

-Cuando hay un consumo cultural o un consumo de los hijos/as que parece problemático es un buen ejercicio cambiarlo por otro consumo, para ver qué molesta. Si cambiás “Playstation” por “ajedrez” no te va a molestar que tu hijo/a esté jugando online al ajedrez porque te podés jactar de eso, pero hay una demonización de “los juegos de la play”. Por un lado, porque hay desconocimiento y, por otro, porque hay un nivel de violencia en los juegos que a los adultos les cuesta procesar. Hay todavía una concepción de que lo que uno hace en la vida online es un correlato de lo que puede ocurrir en la vida offline, y lo que ocurre efectivamente es que, cuando vos hablás con los chicos te dicen que no van a salir a matar en el colegio por hacerlo en el videojuego. Saben que no se puede.

-¿Hay algún uso de las consolas de juegos que te parezca interesante destacar?

-Una clave de mi investigación tiene que ver con una cosa muy masculina que es que aparecían nenes varones diciendo que desde que tenían "la play" hacían algo con los papás, que al papá le interesaba jugar a los videojuegos FIFA o al PES y lo hacían juntos. Tal vez el papá se sentaba todos los domingos a hacer la tarea con él pero el nene no lo percibía como una actividad que hacían juntos y con el juego online sí lo percibe así. Es importante que se pueda establecer una forma de relacionarse con los hijos/as a través del juego, que también puede ser con los videojuegos.


1 - Carolina Duek es autora de los libros “El juego y los medios. Autitos, muñecas, televisión y consolas” (Prometeo, 2012); “Infancias entre pantallas” (Capital Intelectual, 2013) y “Juegos, juguetes y nuevas tecnologías” (Capital Intelectual, 2014)

Compartir esta nota:

Whatsapp compartir en facebook compartir en twitter
© Telecom Argentina S.A. Todos los derechos reservados